Seleccionar página

¿Cómo evolucionar el logotipo de tu PYME?

por | | 2 Comentarios

Muchas PYMES iniciamos con un logotipo sencillo y hecho con rapidez, con la simple finalidad de tener uno. Han pasado ya algunos años o al menos buenos meses y parece que tu PYME va por buen camino. Así que consideras que es momento de actualizar tu imagen corporativa y definir el logo que tendrá tu empresa durante los próximos años.

Siempre es buen momento para esto. Quizás la imagen corporativa no era tu prioridad cuando iniciabas el negocio, e invertir en un diseñador tampoco entraba dentro del presupuesto inicial, pero tener un logotipo bien asociado a tu marca y que represente lo que tu producto o servicio provee como valor agregado es muy importante para conseguir un volumen más alto de clientes, y también, clientes más grandes.

Te mostraremos el caso práctico de SPOTA, y aprovecharemos para contarte brevemente nuestra historia. Verás que llegar a un logotipo que te satisfaga no es tan complicado. Por supuesto, si tienes oportunidad de contratar a un diseñador gráfico, te ahorrará tiempo y es muy probable que obtengas el resultado deseado, pero puedes probar por tu cuenta si te animas.

Si ya tienes un logotipo inicial (aunque lo hayas hecho en Powerpoint, que no tiene nada de malo cuando uno empieza), ya tienes mucho de dónde arrancar. Si no, igualmente te mostraremos el proceso creativo que puedes seguir para obtener un logotipo definitivo. Esto lleva tiempo, dedicar espacios y momentos de relajación para ello, o llegarás a resultados similares a los que tienes ahora.

Logotipo original

Debe representar lo que hacemos

Hicimos varios bosquejos con ideas y conceptos. Queríamos que representara a una empresa con experiencia en el sector y que le mostrara al cliente qué tipo de servicios le ofreceríamos. También teníamos prisa. Queríamos lanzar nuestro sitio web lo más pronto posible, así que decidimos hacerlo con lo que teníamos a mano. Si bien tenemos experiencia en diseño gráfico, decidimos hacer un par de iteraciones simples directamente con texto y sin adornos.

Así llegamos al primer logotipo. Los únicos ‘ajustes finos’ que hicimos fueron en cambiar los símbolos de mayor y menor qué por corchetes angulares. Esto permitió reducir la proporción horizontal del logo y resaltar el texto SPOTA dentro de los corchetes. Cuando implementamos la paleta de colores del sitio, también cambiamos los colores de los corchetes angulares.

Elegimos esta representación porque la simbología de mayor y menor qué son muy utilizadas en el lenguaje HTML. Hicimos algunas iteraciones con una barra diagonal, pero esto nos pareció demasiado ‘techy’, así que eliminamos este símbolo.

Simplificando el logotipo

De por sí no habíamos elegido muchos adornos para nuestro logotipo, porque queríamos, casi, que pareciera extraído de la película de ‘The Matrix’ o de una computadora de los ‘90s. Pensamos en hacer todo el sitio monocromático, pero decidimos descartar esta opción porque nuestros conocimientos habías evolucionado con el tiempo y no queríamos dar la sensación de ser una empresa de tecnología de los ‘90s.

En cuanto tuvimos nuestro portal de Facebook nos encontramos con el primer problema. Debíamos elegir una foto de perfil más bien cuadrada. El logotipo era demasiado extenso como para entrar en estas proporciones y mantener un ‘look’ estético y visibilidad.  Así que buscamos cómo realizar una versión ajustada a proporciones cuadradas. Así llegamos a la primera evolución del logotipo formal, donde manteníamos los corchetes angulares, pero reducíamos el texto a una ‘s’.

Con la idea de ‘The Matrix’ en mente, seleccionamos una paleta de colores oscura predominantemente. Con verde botella y lilas claros resaltando detalles. Mantuvimos este aspecto durante algunas semanas, pero nos parecía que algo no cuadraba. Concluimos que esta imagen daba la sensación de demasiada seriedad y que podría relacionar con un ambiente demasiado técnico para lo que queríamos. Buscábamos estar cerca de nuestros clientes, ya que nuestros servicios son totalmente personalizados. Fue ahí cuando decidimos reinventar nuestro logotipo.

Reinventando el logotipo

Un resultado muy ‘techy’, pero que no mostraba lo que queríamos. Así que decidimos pensarlo de nuevo y enfocarlo a nuevos mercado objetivo (aquí te explicamos cómo definir tu mercado objetivo). Queríamos que la imagen corporativa aún mostrara una empresa de tecnología informática, cercana, innovadora y ‘eye-candy’.

Comenzaron las iteraciones con el logotipo nuevamente. Obtuvimos ideas muy creativas en este proceso.

Elegimos la opción actual porque mantenía la idea original de los símbolos de ‘mayor qué’ y ‘menor qué,’ pero de una forma no convencional, ya que los ángulos no se encuentran alineados y casi se intersectan para hacer una forma nueva. Le da un sentido de modernismo y mantiene la letra ‘S’ como personaje principal del logotipo. Los dobleces que forman este contorno representan el dinamismo y la capacidad de adaptarse de la empresa y decidimos mantener un pequeño ángulo inclinando el frente de la ‘S’ hacia arriba, para dar una sensación de cercanía y de vista al futuro.

Este símbolo, por su proporción y líneas gruesas, sería fácilmente adaptable a nuestras redes sociales

Elegir la tipografía

Este paso fue sencillo, porque ya teníamos una base que nos gustaba de la versión anterior. Buscamos algo con línea similares.

Para los títulos, una tipografía gruesa, con carácter, ‘sans serif,’ pues queríamos que se visualizara sin problemas, principalmente, en pantallas digitales (algo que siempre tienes que tener en consideración. Te recomendamos revisar cuáles son los 10 principales errores en el diseño de páginas web). En los textos, algo también sencillo de leer y que contrastara con los títulos en espesor. Por esta misma razón, elegimos una de las opciones (Poppins semi-bold 600 y Poppins light 300) de Google Fonts. Google Fonts es un banco de tipografías, que puedes llamar desde tu página o descargar en tu equipo de forma gratuita. Actualmente tiene más de 800 tipografías a elegir, y tiene una característica que nos gusta mucho: sugiere combinaciones de tipografías. De esta forma, podrás elegir dos o tres que combinen con el estilo que quieres darle a tu proyecto. Te permite, también, filtrar tipografías por estilo, espesor, espaciado y otras características más, lo que hace que sea muy sencillo encontrar la tipografía perfecta para cada proyecto.

Ajustes finales

Al final, hicimos unos pequeños ajustes al color, cerramos algunos ángulos en el símbolo y obtuvimos este resultado:

Usos y aplicaciones

Es importante que tengas en mente los diferentes usos y aplicaciones del logotipo al diseñar o elegir el tuyo. Antes de dar el visto bueno definitivo, te recomendamos que hagas o solicites a tu diseñador un ‘mock-up’ o montaje de tu logo en diferentes situaciones, materiales y vistas. Así podrás quedar tranquilo con que se puede visualizar adecuadamente sobre papel, en pantalla, tarjetas de presentación, etc.

Este paso es uno que suele faltar en muchos procesos de diseño. Nuestra agencia hermana nos ayudó con este paso, y obtuvimos un resultado que nos agradó muchísimo. Nuestro logo, en varias presentaciones, mantiene la simplicidad y visibilidad que deseábamos, y podemos ver que en medios casuales o formales (incluso en grabado sobre piel) encaja sin problema. Este fue el último paso que seguimos para validar nuestro diseño final.

Conclusión

Si estás iniciando un negocio, y no has contratado a una agencia que lo desarrolle, o en tu equipo aún no tienes a un diseñador, no es necesario que te detengas mucho en el diseño de la imagen corporativa ahora. En cuanto veas que tu negocio avanza, puedes invertir en esta actividad y dedicar el tiempo y esfuerzo adecuado para ello.  Lo que emitas ahora te servirá de inspiración para llegar a un logotipo más maduro y que, finalmente, represente la imagen que quieres que tu negocio proyecte.

Si bien existen herramientas avanzadas de diseño para el desarrollo de logotipos, existen otras gratuitas o de muy bajo costo, y sencillas de utilizar que te permitirán iniciar. A la larga, siempre recomendamos la intervención de un diseñador profesional en este aspecto, ya sea dentro de tu empresa o como un proveedor y aliado de tu negocio.

Si quieres conocer más, visita la página de nuestros servicios.

¿Nos faltó incluir algo? ¡Nos encantará recibir tus comentarios debajo!

¡Suscríbete a nuestro Newsletter!

No nos gusta el spam... Únete para recibir contenidos como éste antes que nadie.

No vamos a vender tus datos y todas esas cosas, solamente queremos compartir información útil para tu negocio.

Te has suscrito a nuestra lista. ¡Espera nuestros contenidos próximamente!